Cuando trabajamos con grupos electrógenos es fundamental conocer todas las normativas de seguridad.

En este sentido, dada la naturaleza del producto, es importante indicar que la instalación, funcionamiento, reparaciones y mantenimiento de un grupo electrógenos sólo se pueden realizar por parte de profesionales.

Asimismo, siempre será responsabilidad del propietario del grupo electrógeno el cumplimiento de las condiciones de seguridad.

Normativa de seguridad para grupos electrógenos

Respecto a las normas de seguridad establecidas para grupos electrógenos, a continuación revisaremos los criterios fundamentales en esta materia.

Recomendaciones generales de seguridad para grupos electrógenos

  • No está permitida la modificación, anulación o desmontaje de cualquier parte de seguridad del grupo electrógeno.
  • Extremar precauciones con los gases de escape. Dependiendo del combustible del grupo electrógeno, estos gases pueden contener monóxido de carbono.
  • No permita el acceso al grupo electrógeno a aquellas personas no autorizadas, así como a personas con marcapasos. Podrían existir interferencias electromagnéticas sobre los aparatos cardioestimuladores.
  • Evitar el uso de prendas de ropa holgadas o cualquier objeto que pueda ser atraído por el flujo del aire o por cualquier parte del grupo electrógeno.
  • Evitar apoyarse o dejar objetos sobre el grupo electrógeno.
  • Debido al riesgo de combustión, está prohibido fumar o acercarse al grupo electrógeno con cualquier objeto capaz de provocar chispas.

Recomendaciones de seguridad para grupos electrógenos de accionamiento automático

  • Situar en una posición visible la luz que indique el aviso de funcionamiento del grupo electrógeno.
  • Señalar a través de un cartel la obligación de que “Todas las operaciones de mantenimiento deben ser efectuadas con el grupo en posición de BLOQUEO”
  • A fin de parar el grupo electrógeno por emergencia, indicar a través de un letrero la existencia y posición del pulsador “Parada de emergencia”.
  • Indicar a través de un cartel de advertencia o peligro el posible arranque automático del grupo.

Recomendaciones de seguridad para el transporte de grupos electrógenos 

  • A fin de transportar y/o elevar un grupo electrógeno es fundamental el empleo de aparatos elevadores adecuados. Además, es importante que todas las posibles piezas sueltas o salientes del grupo se sujeten con seguridad antes de realizar cualquiera de estas tareas de elevación o transporte.
  • Prohibido emplear puntos de izado del grupo electrógeno situados sobre el motor, alternador u otros componentes.
  • Si el grupo es dañado por cualquier motivo, no debe ser puesto en marcha hasta su verificación/revisión y, si es necesaria, reparación.

grupos electrógenos normativa seguridad

Seguridad para la puesta en marcha de grupos electrógenos

  • Los grupos electrógenos deben ser instalados y puestos en marcha por parte de personal experto.
  • Será muy recomendable la instalación de un extintor en las inmediaciones de un grupo electrógeno.
  • Ante la manipulación de un grupo electrógeno, es fundamental el empleo de casco, calzado, gafas y guantes de seguridad, así como ropa seca y ajustada.
  • No dejar líquidos inflamables o trapos empapados de líquido inflamable cerca del grupo electrógeno.
  • Aislar todos los enlaces e hilos desconectados y no dejar destapados los bornes de potencia del generador.
  • Verificar que todos los enlaces eléctricos de potencia y de los servicios auxiliares están correctamente.
  • Comprobar que hay una correcta ventilación en el lugar en el que está instalado el grupo electrógeno para que así se puedan expulsar los posibles gases de escape que este genere.

Seguridad en el funcionamiento de grupos electrógenos

  • No permitir el acceso a personas que no sean profesionales o desconozcan condiciones de seguridad relacionadas con grupos electrógenos, así como niños o animales.
  • No tocar los cables, bornes y conexiones del grupo electrógeno cuando éste está en funcionamiento.
  • No conectar cargas superiores al rango de potencia del grupo electrógeno.
  • Detener el grupo electrógeno si se detecta alguna anomalía.
  • Mantener una ventilación adecuada para el funcionamiento del grupo.
  • Para evitar daños en el oído, llevar auriculares al acercarse al grupo electrógeno en funcionamiento.
  • Conservar limpias y en el lugar indicado por el fabricante todas las etiquetas y carteles referentes a información de seguridad.

Esperamos que estas recomendaciones y normativa básica sobre la seguridad de grupos electrógenos te haya ayudado.

Si necesitas ayuda, asesoramiento o cualquier servicio relacionado con un grupo, no dudes en contactar con nuestros expertos. 

Contacta con nosotros